Tensión Lunar. Jorge Eduardo Eielson

lunar_module_diagram.jpg

 

En Agosto de 1969 el poeta Jorge Eduardo Eielson envía una carta a la NASA proponiendo el trasporte hasta la luna de su escultura Tensión lunar durante el proyecto Apolo. La petición del poeta es recibida con el gesto frío, pero cordial, del pragmatismo: la carta de rechazo, firmada por el director del programa espacial, se refiere a la imposibilidad de trasportar más que lo estrictamente necesario para abastecer a la tripulación. Poco después insiste Eielson con la solicitud de que al morir sus cenizas sean transportadas y esparcidas el la superficie de la luna. Ninguna de sus peticiones se cumplieron, pero no por ello dejaron de existir esos dos poemas que ahora imaginamos impresos, con letras de deseo insatisfecho, sobre papel de cráter, sobre la estela dejada por una nave espacial: poesía futura, abierta, por venir.

Anuncios

2 Respuestas a “Tensión Lunar. Jorge Eduardo Eielson

  1. La mente de Eielson producía efectos mágicos. Gracias, Ana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s