Instructions Paintings. Yoko Ono

ono_everson_exhibit.jpg

La obra pictórico-textual de Yoko Ono aborda, con singular coherencia y profundidad, la condición de la escritura como materia inmaterial. Para mostrar el carácter camaleónico y huidizo que los signos lingüísticos adquieren en su producción artística aludiremos a lo ocurrido durante la exposición dedicada a esta artista en 1962 por el Sogetsu Art Center de Tokio.

Durante la preparación de esta muestra, Ono insistió en que sus “Instructions Paintings” fueran mecanografiadas en lugar de caligrafiadas, argumentando que éstas no debían ser consideradas como imágenes gráficas. A diferencia de la letra manuscrita, frecuentemente vinculada a la personalidad de su autor, la letra impresa desvía por completo la atención de sus propias líneas, las hace desaparecer enfrentándonos con la imaginación desnuda, sin figura. Esto sitúa a los expertos en libro-creación ante una difícil pero apasionante cuestión: ¿qué relación guardan entre sí la traza de los caracteres que dictan las instrucciones de Ono y el lienzo sobre el que éstas se muestran?  

No menos apasionante resulta el desenlace de esta anécdota. Finalmente, a falta de una máquina de escribir con caracteres japoneses Ono pidió a su marido en aquel tiempo, el músico Toshi Ichiyanagi, que escribiese las instrucciones sobre el lienzo con el cuidado que prestaba a la trascripción de sus partituras. He aquí un último detalle mínimo que apunta también hacia la posible interpretación sonora de sus textos.

 

PAINTING TO BE CONSTRUCTED IN YOUR HEAD 

Observe three paintings carefully.

Mix them well in your head. 

(1962 spring)

Anuncios

2 Respuestas a “Instructions Paintings. Yoko Ono

  1. Hoy ha llegado hasta las dependencias de El águila ediciones una nueva edición del Pomelo (“Grapefruit”) de Yoko Ono. Traducido al castellano por Pilar Vázquez, y bellamente editado por el Centro de Creación Experimental de la Universidad de Castilla la Mancha, sabemos que la aparición de este pequeño volumen va a ser una alegría para todos nuestros lectores.

    Como postre, no hemos podido resistirnos a robar para vosotros un delicioso fragmento de sus páginas:

    “Las que más me interesan de mis pinturas de instrucciones son las “pintura para construir en la cabeza”. En la cabeza, por ejemplo, una línea recta puede no existir como un segmento de una curva, sino como una línea recta. […] Una puesta de sol puede durar días. Uno se puede comer todas las nubes del cielo. Se puede ensamblar un cuadro por teléfono con alguien que esté en el Polo Norte, como si se jugara al ajedrez. Este método pictórico se remonta a la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había comida, y mi hermano y yo nos intercambiábamos menús por el aire”.

  2. Gracias por el regalo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s