Georges Polti: los ingredientes de la obra dramática

Entre los muchos libros que se acercan a la idea de “libro de arena” o infinito, volumen que contiene de algún modo todos los demás libros anteriores y futuros, presentamos “Las 36 situaciones dramáticas”, editado en castellano por La avispa/ensayo. En él Georges Polti pone a prueba su método clasificatorio para reducir toda posible acción teatral a uno o varios paradigmas, que suman en total 36: “rescate”, “celos erróneos”, “rivalidad entre desiguales”, la siempre vigente “amar a un enemigo”…
 
La elección de los temas está modelada a partir del teatro y no de toda la literatura ni la realidad (aunque ejemplos de todo tipo tienen cabida ocasional en el libro), y comienza con el desglose de las situaciones habituales en el teatro griego, para continuar con el teatro de los siglos sucesivos. Cada una de estas situaciones se desdobla en varias, según la cantidad de figuras activas que aparezcan en ellas, y su cariz. Por ejemplo, dentro de la situación primera, “súplica”, encontramos:

A1- “Los fugitivos imploran ayuda contra sus enemigos”
A2- “Implorar ayuda para cumplir un devoto deber prohibido”
A3- “Implorar un asilo para morir”
B1- “Náufragos que suplican hospitalidad”
B2- “Caridad suplicada por ciudadanos repudiados por su propio pueblo, al que han deshonrado”
[…]

Las diferencias entre A, B, etc. responden, en este caso, a que el “poder indeciso” pertenezca o no a los enemigos o perseguidores, pero obviamente en cada una de las 36 situaciones dramáticas las variaciones son diferentes. Así pues, cada una de estas 36 situaciones principales, encuentra decenas de subdivisiones según su matiz (relativo a la familia, al honor, al amor, al tipo de poder, al espacio, etc). La teoría está abundantemente ilustrada con multitud de ejemplos, no sólo dramáticos, y exhibe un apabullante conocimiento del teatro antiguo, europeo e incluso asiático. Una formidable base de datos que sólo pudo ser recolectada, en la época de la redacción del libro, a través de la lectura directa. Puede objetársele, por ejemplo, la ausencia de ciertas situaciones, como la de “equívoco” o “engaño”, que parece de las más recurrentes en el teatro mundial y, lógicamente, carece de referentes posteriores a su elaboración. Sin embargo, la coherencia del sistema es irreprochable.Llama la atención el reducido número de “situaciones” posibles, y sería un ejercicio muy interesante analizar películas actuales de consumo masivo para verificar si responden a estos mismos temas eternos. Por ejemplo, la película “Titanic” participaría, como mínimo, de todas estas situaciones:6ª “Desastre”, en su variante A4 “Una catástrofe natural”
28ª “Obstáculos para el amor”, en sus variantes A1, A2, A3, y C1
36ª “Pérdida de seres queridos”, en una variante no descrita, pero parecida a A1.
24ª “Rivalidad entre desiguales”, en su variante A7 “Entre rico y pobre”
 
Sólo queda preguntarnos, ¿sería posible un libro de este tipo referido a la literatura en general?

Anuncios

4 Respuestas a “Georges Polti: los ingredientes de la obra dramática

  1. ¡me interesa mucho este texto, por cuestiones científicas’:-), me lo apunto.No se si sería posible, pero me suena a transformacionalismo.Veáse Propp, sobre todo.Creo.No sé nada.:-)

  2. ¿Dónde puedo adquirir el libro de Polti? En Bogotá.

  3. Me interesa mucho comprar este libro, por favor indíquenme donde puedo comprarlo. Gracias.

  4. Gracias por el artículo, por favor donde prodria comprar este libro en Barcelona, España?
    Gracias,
    Yasmina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s