“Un espacio, todos los tiempos” por Ana Gorría

En las narraciones que se desplazan de lo convencional cabe la posibilidad de atisbar fenómenos no necesariamente visibles en otras manifestaciones en las que las fuerzas de la institución tienden a neutralizar la reflexión, la integración y la asimilación de nociones, técnicas y modos. En Millenium Actress, la segunda de las películas de Satoshi Kon, la entrevista a una octogenaria actriz, Chikoyo Fujiwara, por parte de uno de sus más apasionados seguidores –una fábula en apariencia trivial– desencadena en el transcurso de la narración una interacción entre todos los tiempos de la fábula: presente, pasado, futuro y ficción.

Desde el cuarto cerrado en que Chikoyo se ha venido a retirar en el clímax de su carrera, el documental –la memoria de Chikoyo– se imbrica en una serie de sucesos en los que nos es imposible desligar su autobiografía de su filmografía. Cabe señalar que lo documentado se convierte en un peligro real (físico) que amenaza la vida tanto del entrevistador, como del técnico de cámara que llevan a cabo el reportaje; siendo esto uno de los mayores aciertos de la película a la hora de dinamitar las fronteras entre realidad y ficción. Satoshi asume en su expresión aquello que se ha dado en llamar desplazamiento tropológico de la realidad, la sustitución o la conmutación de la presentación por su representación. La vida (la memoria, el documental) de Chikoyo –una adolescente enamorada que decide ser actriz con el objetivo de perseguir el amor de su vida, un pacifista en el Japón de la Segunda Guerra Mundial– se desarrolla en el mismo plano que la de los personajes que ha protagonizado en sus películas: geishas, astronautas, samurais y supervivientes de la bomba atómica se materializan en la memoria (el documental) en un mismo nivel de representación. Se deslizan así los márgenes entre naturaleza y simulacro, además de suponer una brillantísima reflexión sobre la autobiografía tomando como motivo central la idea de la fuga.

Chikoyo persigue desde su adolescencia algo que apenas ha podido conocer, y compromete su vida en la búsqueda de un ideal cuya materialización imposible le hizo abandonar su carrera. El hermosísimo plano secuencia en que la iteración del fracaso, el obstáculo, se presenta ante nuestros ojos viene a ser la clave donde se presenta, a mi juicio, la hermosísima y necesaria tesis de esta película.

Anuncios

5 Respuestas a ““Un espacio, todos los tiempos” por Ana Gorría

  1. yo veré pronto esa película, me parece precioso el análisis de la autora…

  2. No sé si es un tema común en los anime la mezcla de los tiempos, la desestabilización de los planos temporales a los que está habituado el espectador, pero más de una vez me he sentido perdido, y a la vez maravillado, viendo una de estas películas.

    Estupendo comentario de Ana Gorría, me ha dejado con muchas ganas de ver la película Millenium Actress.

  3. Ana Gorría ha cedido amablemente a El águila ediciones una valiosísima y bella contribución (estamos de acuerdo con vosotros, José Angel, Sr. Curri). Desde aquí queremos darle las gracias…

  4. recuperada ya de mí Gastrointeritis, felicidades y gracias por todo.

  5. En ‘Millenium Actress’ la cámara, al escribir, presiona tan intensamente sobre la realidad que su mirada traspasa todos los planos ficcionales. Los personajes, como letras sueltas (o como nosotros mismos) se recombinan continuamente formando palabras que parecen nuevas pero que, en realidad, son siempre sinónimos. Al fin y al cabo la llave, como el personaje que abandona el cuadro, es lo único que existe (es decir: que queda): sombras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s