Valie Export: “Expanded literature”

sehtext_fingergedicht.jpg

El Filmuseum de Viena programa en estos días una completa retrospectiva de la obra fílmica de Valie Export. Durante estas sesiones despertó la atención de uno de nuestros colaboradores el video titulado Gedichte (“Poema”), y nos acercamos hasta la Generalli Foundation para buscar en su colección de videoarte algo más que traer a los lectores de nuestra Sección Documental.

La visita no fue en vano, encontramos dos interesantes piezas que nos complace compartir con ustedes:

Hauchtext: Liebesgedicht (“Texto de aliento: poema de amor”), 1973
Video, b/n, 3 min.

Sehetext: Fingergedicht (“Texto visual: poema digital”), 1973
Video, b/n, 1 min. 50 seg.

En el primero de los vídeos, la artista aparece escribiendo, mediante su propio aliento, sobre una superficie de cristal; en el segundo, las letras son sustituidas por la posición de los dedos frente a la cámara. Nos ha conmovido la sencillez de estas obras, y la posibilidad de aplicar los presupuestos del “Expanded cinema” al género literario.

El águila ediciones lucha contra el olvido de la literatura por venir.

Anuncios

2 Respuestas a “Valie Export: “Expanded literature”

  1. [Traducción al castellano del poema recitado por Valie Export en el mencionado vídeo “Gedichte” de 1966]

    Nací en la clínica que pertenece a la ciudad de Linz
    Bebí del pecho que pertenece a mi madre
    Me oculté de las bombas que pertenecían a Inglaterra
    Me vestí con ropas que pertenecían a mi hermana
    Lloré por mi padre cuya muerte pertenecía a la patria
    Jugué con las bolas que pertenecían a la guardería
    Leí en libros que pertenecían a la biblioteca
    Viajé en trenes que pertenecían al estado
    Me senté en sillas que pertenecían a otros
    Viví del dinero que pertenecía a mi novio
    Respiré el aire que pertenecía a Dios
    Esta es la vida que me pertenece.

    Grité con la voz que me pertenece
    Mordí con los dientes que me pertenecen
    Arañe con las uñas que me pertenecen
    Lloré con las lágrimas que me pertenecen
    Vi con los ojos que me pertenece
    Pensé con los pensamientos que me pertenecen
    Reí con la risa que me pertenece
    Besé con la boca que me pertenece
    Soñé con los sueños que me pertenecen
    Esta es la vida que me pertenece.

  2. Llego tardísimo a este post, Sandra, pero hace poco he visto en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo de México las fotografías del colombiano Óscar Muñoz, que imprime con cera sobre vidrio las imágenes. El espectador llega a una pared donde sólo hay unos vidrios circulares colgados. Sólo si proyecta su aliento sobre la superficie aparece la imagen de la fotografía. Lo que escribe el comisario al respecto te interesará: “Esta pieza lleva a su extremo la contradicción de la fotografía: aquella donde el índice supone siempre una huella y una representación, un límite estético y afectivo entre la memoria y el documento. Muñoz lo hace a partir de traducir el negativo en la forma misma del fantasma, ese que signa una ausencia en la que el fantasma, parafraseando a Derrida, no sabemos si viene de un pasado clausurado o de un porvenir incierto”. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s