Atlas Mnemosyne. Aby Warburg


Queridos y pacientes lectores de El águila ediciones, hoy traemos desde nuestra invisible imprenta, a través de sus ojos y hasta el interior de sus mentes, la admirable obra realizada entre 1924 y 1929 por Aby Warburg: el Atlas Mnemosyne.

Cuanto más leemos sobre este historiador del arte, menos entendemos su imposible ciencia iconográfica y más fascinante nos parece la obra a la que dedicó los últimos cinco años de su vida. Al parecer, este inmenso volumen –formado por unas 2.000 imágenes dispuestas en 63 paneles forrados de tela negra– debía convertirse, mediante un desquiciado proceso de acumulación, en el símbolo nemotécnico de la civilización europea. Fotografías, reproducciones de libros y material gráfico tomado de periódicos y revistas eran situados por Warburg de modo que ilustraran una o varias áreas temáticas.

Las imágenes estaban dispuestas para que el orden pudiera modificarse según fueran avanzando las pesquisas del investigador. Warburg ideó, además, un índice de colores para favorecer el encuentro casual, aquello que denominaba “la ley de la buena vecindad”: el toparse junto al libro que uno fue a buscar al desconocido vecino de estantería que nos descubrirá una información vital y nunca antes intuida.

En esto y en esto nos hacen pensar estas enormes tablas donde la foto de una adoración renacentista, un desfile militar y una joven sentada a la orilla del mar conviven y despiertan la imaginación desafiando el improbable paso lineal del tiempo.

Anuncios

5 Respuestas a “Atlas Mnemosyne. Aby Warburg

  1. Fascinante… tomo nota… ;)

  2. Me encanta, pero también me da un poco de miedo la acumulación.

  3. me encanta todo lo relacionado con la biografía de Warburg, agradeceria a cualquiera de los lectores que me indicaran algun tipo de bibliografía mas concreta. Era una mente espectacular…

  4. Más facinante que leer la biografía de Warburg es sin duda alguna leer su obra. En “El Renacimiento del Paganismo” de Alianza Forma esta reunida buena parte de su obra. Eso junto con “El ritual de la serpiente” es lo que está publicado en español. Los fragmentos fundamentales desgraciadamente no.
    Pero para una lectura que vaya introduciendo poco a poco, la “Biografía Intelectual” que escribe su alumno E. Gombrich es buena.
    Hablar de “desquicidado proceso de acumulación” y de “ilustrar” áreas temáticas es completamente injusto y se queda corto con el proyecto de Warburg.

    • Gracias por los apuntes, etseveche. Cuando describimos la tarea de Warburg como “desquiciado proceso de acumulación” lo hacemos, quede claro, con infinita admiración. ¿Qué hace un blog sino acumular fragmentos diversos tratando de crear analogías, pautas de unión entre sus contenidos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s